LA ACTITUD DE LOS HOLANDESES CON LA MASTITIS

1784

Asociaciones entre la disminución de la mastitis clínica bovina y los cambios en la actitud, conocimiento y conducta de los productores lecheros de Holanda.
B.H.P. van den Borne et al., 2014
Article in Research in Veterinary Science · October 2014

Esta investigación fue financiada por la asociación gremial de productores de leche de Holanda (Dutch Dairy Board; Zoetermeer, the Netherlands).

Se ha dicho en todos los tonos, que la mastitis es una de las enfermedades más devastadoras desde el punto de vista económico del ganado lechero, en particular para los agricultores del mundo en desarrollo, con diferentes niveles de pérdidas económicas reportadas por diferentes países.

La industria láctea pierde en promedio $USD 200 / vaca / año debido a la mala salud de la ubre, lo que resulta en una reducción de la producción de leche que se asocia principalmente con mastitis (Hogeveen H., et al 2011).

Sin embargo las pérdidas económicas ocasionadas por la mastitis no es la única razón detrás de las motivaciones que impulsó a los agricultores de leche de Holanda a financiar un estudio para evaluar cómo sus propios conocimientos y conductas están influenciando la calidad de leche que sustenta su conocida calidad quesera.. Esta y otras motivaciones ha respaldado la creación de los programas de control de mastitis nacionales que impulsados y financiados por los gremios de productores de leche han apuntado a disminuir éstas pérdidas mejorando la calidad de la leche y los sub productos lácteos de manera racional y basado en evidencia científica (Asociación gremial de productores de leche de EU).

En rebaños lecheros tradicionales de Holanda se investigó el papel de ciertas intervenciones sobre la aparición de mastitis clínica y se trató de convencer posteriormente a los productores de leche de cambiar su comportamiento. El éxito de los programas nacionales de salud de los países depende en gran medida de la disposición de los productores de leche a adoptar comportamientos preventivos. Las estrategias para optimizar la motivación de los productores de leche holandeses para mejorar la salud de las ubres en sus rebaños podrían ser una parte muy importante de los programas eficaces de control de la mastitis.

En el programa nacional holandés de control de la mastitis iniciado en 2005 (Lam et al., 2013) se proporcionó información técnica (por ejemplo, consejos sobre cómo mejorar el manejo de la mastitis), así como campañas para motivar a los agricultores a trabajar en la salud de la ubre.

De hecho, este enfoque cambió la actitud, el conocimiento y el comportamiento de los productores de leche sobre la salud de la ubre (Jansen et al., 2010). Además, las mejoras en la motivación de los productores de leche se relacionaron con una disminución en el conteo de células somáticas de leche en tanque (RCST), Jansen et al., 2010). Sin embargo, los RCS del tanque de leche están más correlacionados con la mastitis sub clínica del rebaño, que con la tasa de incidencia de mastitis clínica (IRCM), Van den Borne et al., 2010). Además, los agricultores valoran las dos manifestaciones de manera diferente (Huijps et al, 2008, Jansen et al., 2009).

Objetivo
El objetivo de este estudio fue cuantificar si los cambios en la actitud, el conocimiento y la conducta de los productores de leche holandeses respecto a la salud de la ubre se asociaban con una disminución el la tasa de incidencia de mastitis clínica.

Un alto conocimiento sobre el proceso de ordeño y la máquina de ordeña, se asoció negativamente con una disminución de los casos de mastitis clínica.

El estudio
Los datos de este estudio se obtuvieron de dos encuestas que se realizaron para evaluar la eficacia del programa holandés de control de la mastitis (Jansen et al., 2009, 2010, van den Borne et al., 2010, Lam et al., 2013). En resumen, dos encuestas (2004 y 2009) observacionales de un año de duración cada una, y utilizando un grupo de 205 rebaños lecheros seleccionados al azar que participaron en el programa mensual de mejora del ganado lechero holandés (van den Borne et al ., 2010).

Mediciones
Al inicio de ambas encuestas se envió a los productores de leche participantes el mismo cuestionario con elementos sobre la actitud, conocimiento y conducta de los productores de leche para así obtener información sobre su motivación hacia la mastitis y la gestión de la mastitis implementada en sus rebaños (Jansen Et al., 2009, 2010). También se les solicitó que informaran de los casos observados de mastitis clínica (CM) en sus rebaños durante ambas encuestas. Se obtuvieron también registros mensuales de los participantes en cada encuesta, para investigar el cambio en el tamaño medio anual del rebaño, la producción anual de leche, la media anual de la tasa de partos y la intensidad de la mano de obra del rebaño y asociar estas variables al cambio en el la tasa de incidencia de mastitis clínica.

Mediante análisis estadístico se midió el impacto que tuvieron las variables de actitud, conocimiento (n=24) y conducta (n=5) en la tasa de incidencia de mastitis clínica entre ambas encuestas de acuerdo a van den Borne et al., 2010 y Jansen et al., 2010).
El análisis estadístico y los modelos fueron realizados en SAS 9.2 (SAS Institute, Cary, USA).

Setenta y dos rebaños fueron incluidos en los modelos de regresión final ya que no formaron un grupo que fue estadísticamente diferente el 2004 tanto en la tasa de incidencia de mastitis clínica como en las variables prediales.

Resultados y Discusión
La conclusión general es que el nivel medio de mastitis clínica disminuyó de 30,7 (media: 34,9) en la encuesta de 2004 a 29,0 (media 31,7) por cada100 vacas/año en riesgo en 2009 (P = 0,01).

En el programa nacional holandés de control de la mastitis se inició en 2005.

La variable del modelo de investigación que más contribuyó a la disminución de mastitis clínica al 2009, fue el tener alta incidencia de mastitis clínica en el predio en el 2004. Estos productores de leche percibieron menos problemas con la mastitis y estaban menos preocupados por los costos de la mastitis el 2009 en comparación con 2004 por la disminución de los niveles de mastitis clínica que sus rebaños experimentaron en ese periodo de tiempo. La prevención de problemas (Bioseguridad) y los costos asociados con mastitis clínica (Bioeconomía) son ejemplos motivadores que pueden usarse para llamar la atención de los productores de leche sobre la salud de la ubre (Hogeveen et al., 2011).

Por otra parte, fue interesante encontrar que un alto conocimiento de los agricultores sobre el proceso de ordeño y la máquina de ordeña, se asoció negativamente con una disminución de los casos de mastitis clínica. Es decir, cuanto más sabían los productores sobre el proceso de ordeño y la máquina de ordeña mayores problemas de mastitis clínica tenía el predio. Sin embargo, las relaciones causales no pueden identificarse con el diseño del estudio aplicado. Por lo tanto, se cree que el mayor conocimiento sobre el proceso de ordeño puede ser explicado porque los productores de leche tratan de obtener más conocimientos sobre la identificación de fuentes de infección cuando experimentan más problemas con mastitis clínica. La búsqueda de conocimientos o asistencia cuando se experimentan problemas, también puede ser la razón para que los productores de leche indiquen con más frecuencia en 2009 que, una visita de un experto independiente en mastitis es la mejor manera de disminuir el recuento de células somáticas en tanque a nivel nacional. Esta búsqueda de conocimientos y asistencia por parte de los productores lecheros abre oportunidades para que los asesores de salud de la ubre optimicen la mastitis y la gestión de la mastitis en los rebaños lecheros de Holanda y otros países.

El estudio se hizo mediante dos encuestas, el 2004 y 2009.

Conclusiones
En conclusión, este estudio demostró que para el caso de los productores holandeses, la disminución de la incidencia de mastitis clínica en el periodos 2004 a 2009, se debió principalmente a cambios en la actitud y el conocimiento ( por ejemplo, percibe la importancia de la mastitis; se preocupa de los costos de la mastitis, entiende la importancia de conocer como funciona su equipos de ordeña y la ordeña.) y en menor medida a cambios en la conducta ( por ejemplo; minimiza los problemas de mastitis, su conducta esta inclinada principalmente a priorizar aspectos productivos (kg/leche/sólidos/vaca/hectárea/año) e  índices reproductivos del predio.

Comentario
De acuerdo a lo aprendido en mi vida profesional el objetivo general de los programas de control, en este caso de la mastitis bovina, es mejorar la salud de las ubres en los predios lecheros a nivel nacional. Sin embargo, solo en contados países las organizaciones de productores lecheros han logrado primero pasar al estadio de contar con un centro de investigación y desarrollo y segundo tener un impacto nacional con apoyo gubernamental. En general, se sabe que diferentes grupos de productores de leche tienen distintas motivaciones y deben ser abordados cada cual según su realidad, y su comportamiento está influenciado por diferentes asesores. Por lo tanto, deben participar en el programa tantos grupos de asesores como sea posible para que un programa de control de mastitis bovina tenga éxito.

Por otro lado, en los programas exitosos (cuyo foco principal es el beneficio de la vaca lechera y su salud mamaria e indirectamente el productor de leche) diferentes actores del concierto en torno a salud mamaria como; productores de leche y su invaluable experiencia, asesores independientes acreditados, universidades con una trayectoria de conocimiento específicos en salud mamaria bovina y el Estado interesado en proveer a la población un alimento íntegro, desde el punto de vista composicional e higiénico, han colaborado para el éxito. Sin embargo, está bien documentado que para que un programa sea exitoso es crucial tener conocimiento sobre los factores que motivan a los productores de leche. Muchos asesores están convencidos de que la única manera de cambiar el comportamiento de los productores es a través de la economía (me incluyo). Sin embargo la experiencia de los centros de investigación y desarrollo en el área veterinaria en general y los resultados de esta investigación holandesa han encontrado ya hace algunas décadas que al parecer la economía si bien es importante, solo es parte de otros factores relevantes que en conjunto permiten influir en el comportamiento de los productores de leche. Para tener un programa nacional exitoso de mastitis es aconsejable involucrar a profesionales de la comunicación en el diseño del programa. Aunque el conocimiento técnico que conforma el programa debe ser óptimo, generalmente no es el cuello de botella para tener éxito. A menudo, hay más que ganar en el cómo se presentan los conocimientos de tal manera que sean utilizados realmente, más que en la cantidad de conocimientos existentes.

Enzo Capurro
Médico Veterinario, MSc, PhD
Senior Estratega
PREVENZIA®, Precision Dairy Technology

Móvil +56 (9) 8815 8421
enzo.capurro@prevenzia.cl
www.prevenzia.cl

Comentarios