EL CEREBRO EN LA BATEA

1566

Si hay un personaje caricaturesco en la televisión, ella es la “doctora” Cordero, que, por un lado, no es doctora, sólo médico cirujano; y por otro lado, no tiene nada de cordero.
Esa noche en Mega, disparó contra Trump y Kim Jong Un, los trató de sicópatas, mimados y al coreano de tener los testículos llenos de grasa (lo dijo en tono menos elegante).
Es evidente que los profesionales que se prestan para los programas de farándulas, no están en un rango elevado del conocimiento, porque la televisión no es el espacio del saber, es solo para un esparcimiento barato, fatuo y desbordante.
Sin embargo, se refirió al lavado de cerebro que ha ejercido el Estado sobre los ciudadanos norcoreanos, creando individuos hechos a la medida de su líder supremo. No cabe duda que ha sido así. Siempre ha sido así. Y seguirá siendo así. Verán que la historia es una generosa fuente que permite revisar el modelo humano en todos los tiempos.
Los espartanos tuvieron su fama de guerreros feroces. Y eso fue posible porque el Estado de Esparta apostó por una cultura de la guerra, y téngase presente que para generar cultura, solo es posible hacerla con educación desde la cuna. En esa Esparta, a los niños con defectos al nacer se les sacrificaba sin ningún pudor ni remordimiento. Los sanos y fuertes, eran criados por nodrizas, sin apego familiar, lejos de las emociones, la idea era generar duros guerreros, donde cualquier sensibilidad era considerada una debilidad y falta de hombría.
Y hasta el día de hoy cada pueblo, cada nación lava el cerebro a sus ciudadanos. Así lo hizo Adolf Hitler con el pueblo alemán, recuerden que, poco antes de encerrarse en el bunker con su séquito de sicópatas, unos niños vestidos de uniforme le declaraban amor eterno e iban a dar su vida por un líder necrófilo.
Y para no ir tan lejos en la memoria de la Humanidad, nuestro país también ha sido educado para tener un cerebro como el que nos caracteriza como nación. Nuestro modelo a ultranza es el estadounidense, y podemos ver a diario como las referencias al país del norte están en la boca de todos y todos los días. ¿Cuándo se ha visto que las elecciones en Gran Bretaña, Alemania o Francia, tengan a equipos periodísticos durante una semana reporteando el acontecimiento?
¡Cómo ha sido el lavado de cerebro para nuestra población!, que se insiste en el modelo del Tío Sam a pesar de que, todos los días mueren cerca de 30 personas por asesinatos, es uno de los países más racistas del mundo, donde se ha asesinado a sangre fría a cuatro presidentes y otros nueve han sobrevivido, un país que no respeta los acuerdos internacionales, el país que más contamina del planeta, un nación que ha destruido sus recursos naturales como el bosque (sólo les queda el 10% de lo que había), un país donde cerca del 9% de su población consume drogas ilícitas, eso significa más de 20 millones de personas, por nombrar algunos defectos que se esconden, más allá de Miami.
¿Sabrá la doctora Cordero, que también existen lobos y que alguna vez se alimentaron de corderos? Lo interesante, es que nunca se ha visto que un cordero le lave el cerebro a un lobo. Y puedo aseverar, que eso nunca va a ocurrir.

 

Comentarios