AL PAN PAN Y AL VINO VINO

1392

Por Philippe Laroze

Ingeniero Agrónomo

Hay un tema que ha sido polémico y que fue tratado ampliamante en la revista hace ya un par de años, sobre el tema de exportación de vaquillas a China. Por un lado, sabemos que no es fácil generar la vaquilla de reposición,  hay muchos factores que  hacen difícil producir hembras de calidad genética, porque hay fallas en la inseminación, reabsorción embrionaria, porcentaje de machos, pérdidas al parto, al destete, por enfermedades, por el invierno, etc., por lo tanto, cuando se exportaron esa cantidad enorme de vaquillas el efecto sobre la ganadería nacional fue, por un lado, que se llevaron sanas y se quedaron las enfermas. Por otro lado, las que se exportaron, con todas las estrellas que tenían, lo hicieron por un valor, modestamente superior a una vaquilla de feria (porque ese era el argumento de exportación).
Hoy día vemos a exportadores de vaquilllas que andan comprando hembras de menor calidad genética de las que tienen y más caras, ¿qué te parece?

Hola, yo le agradezco a las exportaciones, porque como yo soy productor, mi ganado subió de valor. Ahora, para el sistema no sé si será bueno o malo. El tiempo lo dirá.
Lo concreto para mí es que mi vaquilla costaba $1.200 el kilo hace dos o tres años atrás y hoy en día vale $2.000, entonces cuando valorizo mi inventario de animales resulta que ahora vale casi el doble, es como en esa película Forrest Gump, los que sobrevivieron a la tormenta quedaron con menos competencia. Yo agradezco las exportaciones porque nos subió el precio de los animales. Pero, los compradores no creo que estén muy contentos.

Es soprendente que hasta los terneros Jersey, que se mataban sin contemplación, hoy día tienen precio.

Exactamente, el libre mercado tiene sus cosas buenas también. Es mejor encontrar un mercado para los terneros que matarlos sin piedad al nacer pienso yo.
Claro pero son situaciones fortuitas, casi impredecibles. No responde a un plan.

Claro, es así. Nadie tiene la bola de cristal. Por ejemplo a mí me gusta comprar y vender acciones, como pasatiempo, lo hago casi como hobbie y de repente gano y de repente pierdo. Es el movimiento bursátil, las acciones pueden subir un 5% solamente porque se escucha un comentario positivo del negocio, el movimiento más grande bursátil es influenciado por las opiniones de las personas. Es el juego en que vivimos.
Lo único que podemos hacer es tratar de vender y comprar lo mejor que podamos.

Hay gente que puede hacer apuestas porque no vive de la ganadería, el que vive de la ganadería tiene que saber comprar y saber vender y estar metido de lleno en la realidad del mercado.

Por supuesto, esto es un mundo dinámico y hay tanta información y tanta gente que la maneja, que uno no puede buscar culpables, uno debe estar informado y tomar decisiones. Personalmente soy una persona que registra todos los días lo que está pasando, y veo las tendencias. Por ejemplo, en los últimos diez años en septiembre es el valor más alto de la carne. En consecuencia, hay que vender en septiembre.
Por otro lado, hay cada vez más personas en el mundo, las personas necesitan leche, bueno probablemente en diez años más va a ser un bien escaso. Yo creo que la leche es una apuesta segura, pero podría estar equivocado.

El tema está si el productor gana plata. Porque Nestlé, que maneja en el fondo,  el estómago del mundo sabe cómo ganar.
Así es, la alimentación es un de los negocios más seguro del mundo, existen gigantescos capitales en la producción de alimento.

Pero ahí están las distorsiones, para mi gusto el gran drama está en que los productores primarios siempre salen desfavorecidos, sean pescadores, productores de leche, de carne, de papas, de lo que sea, porque el que está entre el productor y el consumidor, es el que hace el negocio grande. Mañana Nestlé podría vender a mil pesos el litro de leche a China, pero al productor le van a pagar lo mismo.
Estoy consciente de eso, el problema del libre mercado es que tiende al abuso. Sin embargo, en el largo plazo las cosas se encaminan al equilibrio. Siguiendo tu idea, Nestlé no es la única, también está Soprole y después están los productores que se asocian porque no les gusta el precio que le están pagando, nosotros vivimos en el libre mercado y lo máximo que podemos hacer es tratar de regularlo un poco.
Lo importante sería que exista mucha información. Saber lo que van a importar, lo que van a exportar, los costos de aduana, para que las personas tengan nociones si están por sobre o bajo la media. Saber si estamos haciendo un buen o mal  negocio. Con buena información se pueden tomar buenas decisiones. Yo veo muy difícil que el mundo deje de ser como está, porque está estructurado así.

Hay que ver lo que ha pasado con China y todos los países de Asia que han logrado industrializarse. Hoy China se para con propiedad al lado de Estados Unidos, hace cincuenta años, eso era impensado. Me hubiera encantado que hubiésemos sido los chinos de América Latina.

Pero nosotros hemos sido eficientes en lo que hacemos, nosotros también tenemos mérito. Nuestro modelo no es malo, en 30 años, lo que me ha tocado vivir a mí por lo menos, es bueno, yo he visto como Chile se ha enriquecido.

Sí, pero está mal distribuida, ese es el gran drama que moros y cristianos reconocen acá.
Es verdad. Quizás el trabajo de estas generaciones pueda ser mejorar la distribución, si al final es lo que podemos hacer. Pero, es un hecho que ahora hay más carreteras, más comunicaciones, mejor salud, podemos discutir si el avance ha sido lo deseable, pero en los últimos 30 años el avance ha sido sustancial.

Recién hablabas y podías prever que como la población mundial va a crecer,  entonces el mundo necesitará más alimentos. Esto es un axioma, es decir, no necesita demostrarse. Del mismo modo, si vemos los países que se han desarrollado después de la 2ª guerra Mundial, podemos darnos cuenta que lo hicieron en base de Educación e industria. Y nuestro país, carece de ambos .
si tu miras en esa lógica yo no veo por donde Chile pueda ser un país que vaya al desarrollo, no lo veo, me gustaría verlo, pero no lo veo.
Puede ser, lo que tú mencionas tiene algo de cierto, pero no creo que los niveles de educación de Chile sea de lo peor, hay muchos países peores.  Y respecto del tema de la industrialización, bueno, si bien es cierto que no somos un país industrializado, tampoco somos África. Lo que sí podemos estar seguros, es que nadie va a venir a desarrollar Chile. Sólo es deber de los chilenos poder hacerlo. O queremos el desarrollo, o seguimos como estamos. A nadie le importa lo que pasa en Chile, al mundo no le va ni le viene, 17 millones de personas  en un universo de 7 mil millones, nos son nada.

Hoy somos unos de los países privilegiados en reservas de litio, ¿Y hacemos una pila en Chile?
Eso es culpa de nosotros, no es culpa del sistema, no podemos echarle la culpa al sistema, si no somos capaz de desarrollar nuestra tecnología.

Creo que en realidad estamos en una situación, me refiero a los que vamos quedando en el sector agrícola, de aportar lo que se pueda al desarrollo. Poco o nada podemos hacer en el tema marino, el minero. Sin embargo, acá podemos hacer cosas y yo creo que estamos en un momento muy dinámico de mucha efervescencia y hay que tomar decisiones y hay que ordenar la mesa y hay que mostrar posibilidades con realismo.
Y estimo que lo que le corresponde a Dleche, es aportar a la discusión, al análisis, a la crítica, entregar una visión que sea propositiva y creo que lo que hemos conversado apunta en esa dirección. Espero que nuestros lectores así lo entiendan.

Comentarios