Copiuco: Una estrategia invernal con raps forrajero

585

 

Hace siete años visitamos Copiuco y en esta vuelta hay cambios importantes, en muchos aspectos. Sin embargo, vamos a decir que de 250 vacas en ordeña pasaron a ordeña 750 en el pick de primavera.
Recordábamos esos momentos en que había mucha pradera, de muy buena calidad al punto que las vacas en ese mes de noviembre lucían brillantes y definitivamente gordas, situación que puede resultar alegre, sin embargo, bien sabemos que en los sistemas industriales de producción de leche, no es bueno que las vacas estén gordas, como tampoco que estén flacas. Ambos extremos traen consecuencias en la salud productiva y reproductiva de los animales determinando muchas veces un deterioro de la perfomance durante un año completo.
De ahí que el productor debe empezar a mezclar los ingredientes que tiene para fabricar un plan, una estrategia que cada año puede ir variando según los resultados económicos, el crecimiento o reducción de la masa del rebaño, el clima, el personal y un sinnúmero de otros elementos que pueden ser muy positivos, como el pivote de riego que Copiuco cuenta hace un par de años, mejorando sustantivamente los niveles de producción de la pradera, por ejemplo.

En este reportaje nos interesa saber en terreno del raps forrajero, que fue sembrado tardíamente en febrero, en este fundo lechero que ha venido de menos a más aumentando su masa ganadera junto con su tecnología. Le consultamos Horacio Carrasco, conocido lechero y propietario de este campo y de sus ideas innovadoras.

Vaca clavela del año 2009, con una CC exuberante. La pradera de fines de noviembre, estaba en todo su esplendor

Haciendo un poco de historia nuestro entrevistado recuerda que en el 2010 poca estrategia tenían en cuanto a producción, “la idea era mantener las vacas con la panza llena”, afirma Horacio. Y era frecuente afrontar muchos errores de manejo, como la sobre maduración de la pradera, tampoco se medía energía, proteína, materia seca, sin embargo fueron aprendiendo y hoy cuentan con una administradora profesional que es médico veterinario, tienen asesor agronómico y otro en nutrición. Entonces, con todo este equipo “hoy hacemos esfuerzos por mantener el equilibrio del PH ruminal durante todo el año, para tener la mayor producción posible” .
Combinan pradera y maíz hecho ensilaje. El 2017 tuvieron maíz casi todo el año y este año están seguros de la provisión porque aumentaron las hectáreas maiceras. Con alguna inquietud podría faltarle algo de ensilaje de pradera, pero no es intranquilizador, manifiesta Carrasco.
Hoy se percibe que existe un seguimiento y análisis permanente de lo que están haciendo en el campo, se ve que hay una integración de acciones coordinadas.

Cómo se llega al raps

“Seguiremos creciendo porque es una buena forma de seguir en el negocio, los altos costos fijos se diluyen en un mayor volumen de leche”, dice Horacio Carrasco.

Relata Horacio que en invierno normalmente cultivaban coles forrajeras, y si bien era un buen cultivo, la col tiene el problema de un período vegetativo demasiado largo, declara, y entonces el raps tiene la ventaja de ser más rápido que ella.
Y aunque el raps produce menos kilos de materia seca por hectárea, eso lo solucionaron sembrando más superficie, pero que a su vez el suelo se ocupa por menos tiempo liberándolo para otros propósitos en primavera.
La estrategia además de este cultivo en este año responde a un arriendo de un campo de 150 hectáreas contiguo a Copiuco que necesitan ir ordenando y mejorando la calidad y estructura del suelo, así matan dos pájaros de un tiro, “arreglan” el suelo, ocupan más hectáreas con raps para suplemento invernal a pesar de que produce menos materia seca por hectárea.

Composición* raps de invierno expresado en porcentaje (%)
% MS %CT %PC FC FDA FDN EM EMf ENm ENl ENg EE Ca % P% Mg%
Raps 9,65 12,59 27,48 – 22,62 22,01 2,84 2,64 1,9 1,81 1,26 – 1,46 0,46 0,21
* Según tabla de composición de alimentos. Consorcio Lechero. 2014
Nomenclatura: EMf(Energía Metabolizable fermentable, ENm(Energía neta mantención), ENl(Energía Neta lactancia)

Aclara Horacio que el raps también lo ha usado para suplementación de verano, igual que el nabo y ambos andan muy bien, sin embargo, este año no sembraron cultivos suplementarios para el estío, porque con la llegada del pivote que es capaz de regar 80 hectáreas, permitió mantener una verde y nutritiva pradera durante el verano, afirmó.

Sin embargo, ahora han tenido que enfrentar otro problema, que es la alta carga animal por hectárea, (recordemos que pasaron de 250 a 750 vacas en ordeña) que tienen en primavera verano, dado que el mayor porcentaje de parición está planificada para primavera, imponiendo un desafío de poder contar con una pradera de muy buena factura en verano y otoño. “Es decir, un sistema estacional que no puede contar con buenas praderas durante el verano y otoño, termina por fracasar, por que te obliga a dar más forrajes conservados, más concentrados, y al final se hace inviable”, afirmó el productor.

La planificación este año en Copiuco, es llevar al raps todas las vacas durante los meses de invierno, junio, julio y agosto, a medida que se van secando, etapa que ya partió este mes de mayo. Ya en junio, julio prácticamente se quedan sin vacas en ordeña. El objetivo final es evitar la presión sobre la pradera durante el invierno, evitando el pisoteo. Así, en primavera cuando se inicia la parición, empieza el ciclo de pastoreo directo en praderas fuertes, bien recuperadas, con buena densidad, para producir leche a bajo costo.

Recorriendo la sementera de raps, se percibe que el suelo no es lo mejor para el talajeo directo, el líder de Copiuco, nos confirma es cierto, pero “es lo que hay”, y relata que “hubo que hacer varias tareas de drenaje, porque son suelos ñadis, bastante planos. Así se logró ganarle a la humedad y ahora el manejo del talajeo debe ser rápido, las vacas se van moviendo con cerco eléctrico tanto adelante como atrás, para evitar daño en la estructura del suelo.
En años anteriores con la col forrajera, que tiene más materia seca, obligaba a dejar más tiempo las vacas en la misma superficie y eso iba en desmedro del suelo, afirmó.

Ahora Horacio nos comenta que a pesar de que el raps tiene rebrote, en esta oportunidad sólo le darán un solo “corte”, y esperan salir con las vacas de esos potreros a mediados de agosto, para empezar a preparar el suelo en septiembre para sembrarlo con maíz.

Respecto del mejoramiento del suelo, el propietario indica que todo cultivo ayuda a mejorar la estructura del suelo y la fertilidad, siempre y cuando se hagan las labores adecuadas para ese suelo en particular y se fertilice con análisis de suelo, considerando lo que necesita la planta y que quede un resto de ahorro para el suelo, hay que evaluar el punto de equilibrio entre lo económicamente comercial, viendo como está el año, las arcas para saber cuánto depositamos en la tierra considerando el mediano y largo plazo.

Este raps es Goliat, se sembraron 18,5 hectáreas los primeros días de abril (muy tarde) y se ve un cultivo lejos del óptimo porque el potrero tiene partes desparejas, zonas algo raleadas y se ven muchas hojas amarillas en sus bordes, delatando el impacto de una helada otoñal. Sin embargo, hay confianza porque se hizo un buen barbecho químico, se le agregaron de toneladas de enmienda, con 500 kg/há, con la mezcla 6-28-16-3Mg-4S-0,3B. Y luego se hizo una fertilización con 200 kilos de urea cuando la planta tenía 4 hojas verdaderas.

La verdad es que están relajado en Copiuco, porque el riego les permitió tener praderas de muy buena calidad durante el verano que llegará a proveer al rebaño incluso durante todo el mes de mayo, de modo que piensan usar el recurso raps, recién los primeros días de junio.

Si bien el raps tiene rebrote, este año se hará un talajeo y luego se preparará el suelo para sembrar maíz.

Finalmente, como se puede apreciar el tema del raps es sólo parte de una estrategia puntual de invierno, sin embargo, es agradable percibir que aquello que otrora era mucho de azar, hoy se ha sustituido por planificación, con la asistencia de profesionales que en conjunto todos consiguen aprender, sí, los profesionales también aprenden. Sincera Horacio que también se han cometido errores de los cuales se han sacado enseñanzas para todos. No en vano la cultura universal ha acuñado ese valioso refrán: “la experiencia es la acumulación de los errores”.

Este productor, también le asigna valor a mirar fuera más allá de su cerco, “ es importante saber qué están haciendo otros” y comenta que Copiuco está integrado a un grupo llamado Lecherías Unidas donde permanentemente están compartiendo experiencias, un grupo donde existe mucha confianza para intercambiar preguntas, opiniones y así es posible aprender bastante de las experiencias buenas y malas que en todo campo ocurren, manifestó Horacio Carrasco.

 

Comentarios